La Gastro Red

Cocina con estilo

La Gastro Red

La Gastrored es tu espacio de cocina en la red. Una de las cosas que más disfruto de internet es la inmensa cantidad de receta de cocina que encuentras. Literalmente hay miles de webs de recetas.

Hay todo tipo de formas de preparar los platos que todos comemos a diario. Gracias a las recetas que encuentras cada día, aprendes a dar un toque especial a tus comidas. Hace poco descubrí varias recetas de tarta de queso sin horno. Lo sé, pero los postres son mi debilidad.

Aquí encontrarás diferentes recetas, la mayoría para cocinar sin gluten

Setas y sus recetas

En los otoños lluviosos y calidos las setas hacen su aparición repentina y caprichosa sobre la tierra de nuestros bosques y campos.

Fuente de placer gastronómico y excursionista, nos proporcionan cada año algún que otro susto, porque en realidad son unas auténticas desconocidas para el ser humano, incluso a nivel dietético.

Setas y sus recetas

Los romanos fueron unos grandes aficionados a las setas, para bien y para mal. Disfrutaron de sus excelencias gastronómicas, y de su empleo con fines adversos, como la muerte del emperador Claudio, que pasó a la otra vida tras gozar de un plato de setas.

En la Edad Media la imaginación del pueblo, agudizada por la forma casi milagrosa en que las setas aparecían, de un día a otro, acrecentó los mitos y leyendas sobre ellas: no fueron pocos quienes las consideraron obra del diablo o envase del aliento de serpiente.

Esta áurea misteriosa y demoníaca ha durado hasta nuestros días y todavía quedan ejemplos de ello en ciertas palabras que definen sus características, hábitat, o efectos. Así, se llama “corro de brujas” a los círculos que las setas producen en los lugares que aparecen.

Entre las setas también existe un ejemplar famoso, la amanita, cuyas diversas variedades han provocado mucha literatura y muchos sustos. El número de setas venenosas es amplio, por lo que la precaución y el conocimiento son esenciales cuando recolectemos setas.

Hay ciertos sistemas que no funcionan a la hora de distinguir una seta venenosa, como por ejemplo tocar con ellas la plata o la miga de pan para que se ennegrezcan, esperar que ellas mismas cambien de color al cortarlas o eliminar como no venenosas aquellas mordisqueadas por pequeños animales o larvas.

Para la amplia mayoría de inexpertos en la materia (yo), lo mejor es adquirirlas en el mercado, fijándonos en su frescura y buen estado, pues una seta deteriorada o pasada también puede producir molestias gastrointestinales.

Pero además de matar o producir alucinaciones, las setas también pueden cultivarse con fines alimenticios.

Gracias a los hongos, podemos disfrutar de quesos como el cabrales y el roquefort. La levadura es también uno de los hongos más conocidos que nos permite disfrutar del pan, el vino y la cerveza, entre otros alimentos.

Manual para cocinar bien las setas:

– Nunca cocinar ejemplares de los que dudes (procedencia, identificación, etc.).

– Escoger siempre ejemplares frescos y sanos; no hay que fiarse de los sombreros oscurecidos, con manchas, agujeros, etc.

– No hay que lavar las setas con agua, ya que perderían su aroma. Primero hay que desechar su pie lleno de tierra y luego hay que limpiarlas delicadamente con un cepillo pequeño o un paño.

– No tardes en prepararlas una vez compradas. Las setas se descomponen rápidamente.

Practica la moderación en cuanto a la cantidad (las setas son muy indigestas) y sazón. Su sabor suave pierde ímpetu con el exceso de sal y el uso de especias. Lo mejor para acompañarlas es el ajo, la cebolla, el perejil y el aceite de oliva virgen extra.

Tortilla de boletos

Los boletos (Boletus edulis) poseen un porte característico en forma de tapón de champán. Su carne es muy delicada y de muy agradable sabor.

¿Cómo cocinarlo? Su carne recia y algo dulce de sabor se potencia con un buen aceite de oliva. Los italianos incluso toman crudos en ensalada los ejemplares más pequeños y frescos.

Ingredientes para 4 personas:

5 o 6 boletos

1 cebolla pequeña

2 dientes de ajo

6 hojas de salvia

6-8 huevos

1 ramillete de perejil

Aceite de oliva

1 cucharada de queso rallado

Elaboración:

Limpiamos los boletos, desechando la parte del pie con tierra. Separamos los pies de los sombreros y rehogamos los sombreros en una sartén con 2 cucharadas de aceite de oliva, 1 diente de ajo picado y 1 pizca de sal. Cocemos a fuego suave y los pasamos a un plato. Reservamos.

En la misma sartén. Agregamos otra cucharada de aceite y sofreímos la cebolla picada. Añadimos los pies troceados, la salvia picada y salpimentamos.

Batimos los huevos con sal y pimienta, agregamos el sofrito de pies de boleto y el queso rallado. Calentamos de nuevo la sartén con 1 cucharada de aceite, vertemos los huevos batidos y dejamos que cuaje a fuego lento la base de la tortilla. Distribuimos encima las cabezas y espolvoreamos encima el perejil y el diente de ajo picados.

Agregamos un hilo de aceite y pasamos la tortilla bajo el grill para acabar la cocción.

Arroz al apio, jengibre y shitake

Esta seta milenaria se está introduciendo en Occidente debido al aura medicinal que le acompaña Dicen de ella que potencia el sistema inmunológico, reduce el colesterol, regula la presión arterial y mejora las afecciones hepáticas, entre otras propiedades.

¿Cómo cocinarlo? Generalmente se encuentran secos y hay que rehidratarlos con agua templada antes de su preparación. Su sabor ácido es muy aromático, y combina muy bien con las sopas de verdura variadas de invierno. El caldo de su cocción también es terapéutico.

Ingredientes para 4 personas:

300g de arroz de grano redondo

1 corazón de apio verde

4 láminas de jengibre

1 cebolla grande

1 litro y medio de agua

1 pastilla de caldo vegetal (sin gluten)

500g de setas shitakes previamente remojadas en agua templada

4 cucharadas de queso rallado

1 ramillete de albahaca

50g de mantequilla

Elaboración:

Llevamos a ebullición el litro y medio de agua con la pastilla de caldo vegetal, las láminas de jengibre, 2/3 de la cebolla y 1 cucharadita de sal.

Cortamos en rodajas el apio, lo agregamos al caldo y dejamos que cueza 10 minutos a fuego fuerte, reduciendo el líquido a un tercio.

Pica la cebolla sobrante, sofríela con 3 cucharadas de aceite de oliva en una cazuela de bordes altos. Añadimos las setas cortadas en tiras largas, salpimentamos, agregamos también el arroz y rehogamos unos minutos.

Extraemos el apio del caldo con la espumadera y agregamos este último al arroz. Proseguimos la cocción.

Cuando el arroz esté hecho, apagamos el fuego, rectificamos de sal y pimienta, incorporamos una picada de albahaca y hojas de apio, la mantequilla y el arroz.

Cubre dejando reposar el arroz durante algunos minutos.

 

Albóndigas de col con rebozuelo

Esta seta de carne amarilla y forma de trompeta con bordes ondulados es muy apreciada en todo el mundo. Su pie, grueso y consistente, es del mismo color que el sombrero. Su sabor es muy agradable con un toque ligeramente picante.

Existe la costumbre de secarlo para agregarlo posteriormente a los guisos. Es de las setas que primero aparecen en los bosques.

¿Cómo cocinarlo? Están muy sabrosos simplemente salteados en la sartén con ajo y perejil. Se pueden agregar a los platos de carne e, incluso, a peces de agua dulce, pasta o arroz.

Ingredientes para 4 personas:

1 col pequeña

1 puñado de boletos secos

200g de carne magra de ternera picada

1 huevo

1 cebolla

1 vasito de vino blanco

Unas gotas de vinagre balsámico

1 litro de caldo vegetal

4 rebanadas de pan casero

4 cucharadas de queso rallado

300g de rebozuelos

1 ramillete de perejil

2 ramitas de tomillo fresco

Elaboración:

Separa y reserva las hojas exteriores de la col y trocea el corazón. Es calda las hojas enteras en agua hirviendo durante 1 minuto y déjalas escurrir sobre un paño de algodón limpio.

Remoja los boletos en agua templada y desmenúzalos. Saltea en una sartén con aceite la cebolla y la col picadas. Cuando se ablande la verdura, salpimienta y riégala con el vino. Deja que se evapore, agregamos unas gotas de vinagre y apartamos del fuego.

Deja templar, agrega la carne cruda y el huevo, mezcla todo y rectifica de sal si es preciso.

Rellena las hojas de col con esta mezcla, átalas con un hilo de cocina y resérvalas.

Limpia los rebozuelos, córtalos por la mitad y saltéalos en la sartén con 2 cucharadas de aceite de oliva virgen y el tomillo. Cuando estén tiernos, salpimienta y espolvorea el perejil picado.

Tuesta las rebanadas de pan. Lleva a ebullición el caldo y cuece las albóndigas de col durante 5 minutos.

Pon una rebanada de pan sobre cada plato. Escurre las albóndigas y apóyalas sobre el pan, espolvorea con el queso rallado y vierte encima un poco de caldo para que lo absorba el pan.

Acompaña con los rebozuelos y sirve caliente de inmediato.

Crema de habas y lechuga con setas de ostra al grill

Impropiamente se la denomina seta de cardo, ya que la seta de cardo auténtica es silvestre.

Se ha convertido en una constante en nuestros mercados, al igual que el champiñón, porque se cultiva con facilidad sobre sustratos de paja especialmente preparados.

Su sombrero en forma de concha es inconfundible con una cutícula o piel de color beige, gris claro u oscuro. La carne es blanca, firme y de olor y sabor muy agradables.

¿Cómo cocinarla? Salteada en la sartén, acompañada de un buen aceite de oliva virgen y hierbas aromáticas de fuerte perfume como la salvia, el romero o el tomillo. También le van el ajo y el puerro bien picados como acompañantes.

Ingredientes para 4 personas:

200g de habas secas remojadas desde la víspera

1 lechuga

2 dientes de ajo

1 guindilla picante fresca

300g de setas de ostra

Elaboración:

Escurre las habas, ponlas en una cacerola cubiertas con agua y agrega los dientes de ajo. Cuécelas hasta que estén tiernas (aproximadamente 1 hora y media) y durante la cocción ve agregando agua caliente poco a poco.

Lava la lechuga, trocéala y añádela a las habas continuando con la cocción unos minutos.

Salpimienta y pásalo todo por la batidora. Añade a la crema 2 cucharadas de aceite.

Mientras tanto, calienta muy bien el grill y tuesta en el las setas sin agregarle condimento alguno. Cuando las setas estén hechas, pásalas a una fuente. Añade la guindilla finamente picada, salpimenta y riega con 5 cucharadas de aceite. Sirve la crema en la cazuela guarnecida con las setas y su aceite picante.

Más La Gastro Red

Donuts de calabaza

Tarde de domingo, frío en la calle, el final de mis mini vacaciones y una niña griposa; ¿se te ocurre mejor plan qué encender el horno y poder merendar unos donuts de calabaza con un glaseado muy especial?
Hacía tiempo que Martina me pedía que le hiciera donuts, pero la idea de ensuciar mucho la cocina, dejar fermentar masas o de freír termómetro en mano no me apetecía demasiado.

Leer completo

Galettes bretones con crema de setas

Hace un par de meses Silvia se puso en contacto conmigo para pedirme una colaboración en la fabulosa revista Whole Kitchen que tantos éxitos está cosechando. No estando en activo me hizo tremenda ilusión y por supuesto ante tan tentadora oferta no había negativa posible. Os dejo la propuesta salada que hice para esta publicación, unas galettes bretones.

Las galettes bretones son unas crepes originarias de la Bretaña francesa, región situada al noroeste de Francia que están hechas con harina de trigo sarraceno. Y digo bien, trigo. Aunque la denominación de este pseudocereal sea la de trigo, no lo es, pues pertenece a la familia de las poligonáceas y no de las gramíneas.

El sarraceno o alforfón es utilizado por los bretones para la elaboración de estas exquisitas galettes que utilizan para rellenar básicamente en recetas saladas.
Tiene un sabor potente y particular, que es lo que las hace tan especiales. Es peculiar, sí, pero me gusta mucho ese olorcillo herbáceo que tiene.
Las veces que hemos ido a Francia las hemos comido. Siempre nos llamaron la atención especialmente cuando aquí las tortitas son siempre dulces.
Yo en particular uso la harina de trigo sarraceno de la marca Luz de Vida y lo adquiero en herboristerías.

En casa somos extraordinariamente aficionados a las setas, son tan versátiles y tan agradecidas…
Hoy día en el mercado las encontramos en muchos formatos y todos con posibilidades estupendas. Las deshidratadas, son siempre un fondo de despensa extraordinario; frescas, una maravilla, aunque no siempre se encuentran todas las variedades que nos gustarían o en un estado de frescura que nos inviten a llevarlas a casa.
Cuando tengo invitados en casa me gusta cocinar bien, pero sin que me obligue a pasar horas en la cocina. Actualmente y al alcance de todos, encontramos conservas de setas de una primerísima calidad que nos ayudan y nos facilitan la vida agilizando las labores en los fogones sin restar un ápice de calidad y sabor en el resultado final de nuestros platos.
La salsa de boletus que utilizo la podeís hacer para acompañar otros platos. Con cualquier tipo de pasta queda sabrosisima, tan solo tienes que ajustar la consistencia con más o menos nata.

Ingredientes para las galettes:

  • 250g de harina de trigo sarraceno
  • 500ml de agua fría
  • 1 huevo
  • 3 cucharadas soperas de semillas de amapolas (opcional)
  • 1 pizca de sal
  • mantequilla para untar la sartén

Ingredientes para la crema de boletus:

  • Una chalota grande
  • Una lata de boletus edulis
  • 50 ml de brandy
  • sal
  • una nuez de mantequilla y aceite de oliva
  • un poco de nata

Galettes bretonas paso a paso:

Para la crema de setas: En una sartén amplia ponemos a fuego medio la mantequilla y dos cucharadas de aceite de oliva. Cuando este caliente, echamos la chalota picada finamente y dejamos que se vaya dorando lentamente.
Mientras tanto, abrimos la lata de boletus y la escurrimos. Cuando la chalota haya cogido color, añadimos las setas y las rehogamos durante unos minutos.
Vertemos el brandy y flambeamos para recoger todo el aroma y sabor. Añadimos un poco de nata para cocinar y lo dejamos todo a fuego lento para que espese.
Pasamos todos los ingredientes por la batidora hasta obtener una crema con una consistencia más bien densa ya que la utilizaremos para rellenar y sino se desbordará. Corregimos de sal reservamos.

Para hacer las galettes:
En un bol ponemos la harina de trigo sarraceno con la sal y empezamos a verter lentamente el agua fría. A la vez vamos revolviendo con ayuda de unas varillas hasta conseguir una consistencia densa. Entonces es cuando añadimos el huevo batido y los mezclamos todo hasta que sea una pasta homogénea. Ahora le podemoa añadir si queremos unas semillas de amapolas, pero son totalmente opcionales.
Seguimos añadiendo el agua y revolviendo a la vez. Al finalizar, tendremos una masa líquida y fina para hacer las galettes.
Una vez tengamos la masa lista, ponemos una sartén con un poco de mantequilla a fuego fuerte. Depositamos un cacillo de masa en la sartén y la movemos para que se extienda bien por toda ella. No echeis mucha cantidad ya que la galette tiene que ser fina o si veís que habeís echado mucho, el sobrante lo podeís devolver a la masa.
Esperamos unos minutos hasta que se dore y le damos la vuelta para que se termine de hacer por el otro lado.
Al igual que los crepes dulces, la primera galette se suele desechar ya que es la que sale peor.
A partir de ahi podemos rectificar la masa, si está muy líquida o muy espesa, añadiendo agua o harina.
Volvemos a repetir el proceso hasta acabar con toda la masa.
Cuando terminemos, tan sólo tenemos que rellenarlas con una pequeña cantidad de crema de boletus y a la mesa.

Leer completo

Bundt mármol de vainilla y pistacho

Que los moldes de Nordic Ware© son una auténtica maravilla supongo que no es ningún secreto para cualquiera que haya caído en las garras de sus desmoldados absolutamente perfectos. Están fabricados en un aluminio fundido de alta calidad con una capa antiadherente que es la culpable de que aún luciendo aristas marcadas y formas imposibles, el resultado luzca siempre espectacular.
Tengo varios porque me tienen enganchada, pero llevaba tiempo suspirando por el Heritage, uno de los más clásicos de la firma y esta semana ha sido la elegida.

Leer completo

Olor a hierbabuena, cómo y por qué nace el blog de cocina

A raíz de tener como regalo de Reyes una thermomix, me metí en el maravilloso mundo de internet y de los foros de cocina.

En aquel foro además de empezar a aprender multitud de cosas que no venían en los libros, recetas, trucos, detalles, formas de presentación, tuve la gran suerte de coincidir con personas maravillosas que después de tantos años, siguen a mi lado en los buenos y en los malos momentos ¡¡¡¡Hasta una boda hemos vivido!!!!

Comenzaron algunas de mis amigas a publicar sus recetas en blogs de cocina, algo que a mi me parecía un mundo, ni me lo planteaba, me aburría, me parecía tan frío que no me apetecía nada.

Leer completo

Arroz con leche (sin gluten)

En LaGastroRed estrenamos estación de la manera más dulce, con un postre de los de toda la vida, de esos que nunca pasarán de moda y que seguiremos haciendo a lo largo de los años.
Forma parte de lo que yo denomino “La trilogía de los clásicos”, que son: flan, natillas y arroz con leche. ¿Quién no los ha hecho alguna vez?

Leer completo

Risotto

Soy de las pocas personas en mi familia y círculo de amigos que reconoce no ser arrocera. No es que no me guste una buena paella, un buen arroz caldoso o un risotto, por ejemplo, pero no es algo que me transporte al séptimo cielo como me pasa con la pasta. Esto hace que me vuelva si cabe más exigente con los platos de arroz, pues no siendo mi debilidad, no me como cualquier cosa.

Leer completo

Bizcochitos de coco y lima

Por petición popular, vuelvo a la palestra con una receta, esta vez dulce.

Resulta difícil entender a veces porqué recetas que desde un principio han llamado tu atención permanecen en la interminable lista de pendientes y a buen seguro, ahí morirán y otras, de repente, no es que se coloquen en la cabeza del ranking, es que son vistas y hechas. Y eso precisamente es lo que ocurrió con estos delicados bocados de coco y lima.

Leer completo

Mozzarella con gremolata

Supongo que ya por la primera fotografía y por el título de la receta se puede adivinar que nos encontramos con una receta que hará las delicias de los amantes del picante.

Esto no quiere decir que los que admitan solo cierto toque picante, no puedan reducir la cantidad de chile rojo y así regular la intensidad de su gremolata.

Leer completo

Queso de cabra en aceite provenzal

Esta es una de esas recetas agradecidas de verdad. Se utilizan ingredientes que todos podemos conseguir con facilidad , eso sí, si son de calidad, la receta da un salto a lo sublime, y la verdad, no se necesita ser un Arzak para que te salga bien. Botes de cristal, una semana de espera y un ratito de horno, lo justo para tener un aperitivo de esos que repites y repites porque con un mínimo esfuerzo se consigue un resultado espectacular.

Leer completo

Champiñones rellenos

Encontrar unos champiñones Portobello de calidad inmejorable con un precio más que razonable y dejarlos escapar, podría considerarse para mí un pecado capital. Me gustan las setas en general, pero siendo debilidad por algunas en concreto, shiitake, boletus… Los champiñones me gustan creo que de todas las maneras posibles y por una vez, algo que me vuelve loca no tiene apenas calorías. Bendito seas champiñón! no sabes lo que mi metabolismo torpe y lento te lo agradece.

Leer completo

Galletas de parmesano y escamas de sal negra

La semana pasada mi mejor amiga Belén organizaba una fiesta de inauguración de su nueva tienda, Principe 21, una pequeña pero acojedora tienda de decoración para el hogar que abre con mucha ilusión. La verdad es que es un sueño hecho realidad y me alegro un montón por ella.

Leer completo

Rabo de toro a la andaluza

Cuando supe el tema del evento fotográfico del mes de abril de La vuelta al mundo un sentimiento extraño se apoderó de mí. He explicado en otras ocasiones que este es un blog compartido, porque aunque la mano ejecutora en la cocina es la mía y todo el tema creativo también sale de mi cabeza, la cámara y su objetivo siempre están en manos de mi marido y además, sin su ayuda en la parte técnica e informática este blog sería imposible.

Leer completo

Bizcocho sueco de clavo y canela

El Roscón de Reyes es popular en nuestro país desde hace relativamente poco tiempo. En sus comienzos se le metía dentro una haba seca y al que debido a la fortuna se la encontraba, se le coronaba rey de reyes durante un tiempo.

Leer completo

Tosta de jamón ibérico

Había visto muchas veces hacer esta receta de tosta de jamón ibérico a Iria Castro en televisión. Admiro mucho a esta cocinera gallega y tenía ganas de preparar este pincho en casa ya que soy una gran aficionada a estos pequeños aperitivos, pero no encontraba nunca la oportunidad.

Cuando vi el HEMC de este mes tengo que reconocer que me sorprendió mucho. Me estreno en el evento y la temática se salía de mis planes.

Leer completo

Albóndigas mar y montaña

¡Muy buenos días a todos!

Hoy os traigo una receta que hice hace poco en la que mezclé unas albóndigas con gambas y champiñones.
He puesto “inventillo” en el título por que no creo que llegue a ser un invento del todo, es decir: seguro que esta receta ya existe aunque puede que con otro nombre.
Pero como lo desconozco, pues prefiero dejarlo así

Leer completo

10 regalos para tu madre

Por más que piensas no se te ocurre ninguna idea buena, nada que vaya más allá de los trillados perfumes, bolsos cutres y bisutería sosa. ¿Qué le puedo regalar a mi madre? Si ella ya tiene todo lo que quiere: ¡A mí!
Perdona pero no, las madres también necesitan ser mimadas y recibir de vez en cuando un obsequio, para variar. El día de la madre, su cumpleaños, su santo o un día cualquiera, ¡da igual!
Ante la escasez de ideas os proponemos 10 opciones muy interesantes y originales, para todos los tamaños de bolsillos, que ya sabemos que la cosa está mal.

Leer completo