La Gastro Red

Cocina con estilo

Bacalao con tomate

El pescado es una de mis comidas favoritas. Seguramente se debe a que en mi infancia viví cerca de la costa y me trae recuerdos agradables. Cualquier pescado me gusta, ya sea una lubina o una trucha asalmonada. El bacalao es un pescado muy querido en nuestra gastronomía. Su sabor permite una gran variedad de preparaciones y está muy sabroso con cualquiera de ellas. En esta ocasión el tomate es el acompañamiento elegido.

Pero la salsa de tomate que presento es muy cremosa y suave. Esto es gracias al toque de nata que le añado, que le confiere un sabor espectacular. La combinación del vino, los tomates triturados (en vez de tomate frito) y la nata es perfecta.

Bacalao con tomate

Y de acompañamiento para nuestro bacalao con tomate, pues un simple arroz o una ensalada verde está bien.

El pescado como siempre, fresco y de la mejor calidad. Ya desalado, para no tener que estar toda la noche en remojo y nos sea más fácil. El tiempo de cocción es muy breve, ya que su carne fina se hace rápidamente, por eso recomiendo seguir los tiempo al pie de la letra para que no se reseque demasiado.

Esta receta lleva un tiempo de preparación de 25 minutos en total.

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

  • 500-600 gr de bacalao cortado en 4 filetes
  • 3 cucharaditas de tomillo fresco picado
  • 1/2 de cucharadita de sal
  • 1/4 de cucharadita de pimienta negra recién molida
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cebolla, picado
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 180 ml de vino blanco
  • 400 gr de tomate triturado
  • 50 ml de nata para cocinar
  • 1/2 cucharadita de maicena

PREPARACIÓN

En primer lugar, sazonamos los filetes de bacalao con 1 cucharadita de tomillo picado, 1/4 de cucharadita de sal y la pimienta negra.

Ponemos una sartén amplia a calentar a fuego medio y añadimos el aceite de oliva.
Pelamos y picamos la cebolla muy finamente y la añadimos al aceite caliente para que se poche durante unos minutos.

Pelamos y picamos los ajos finamente y lo añadimos a la sartén. También incorporamos 1 cucharadita de tomillo removemos todo. Cuando esté fragante y blandito, vertemos el vino blanco, los tomates triturados y los filetes de pescado, y bajamos la temperatura a fuego lento.

Le ponemos la tapa a la sartén y dejamos que se cocine durante 5 minutos. Ese tiempo es suficiente para cocinar el pescado. Si lo dejas más se puede quedar seco.
Entonces sacamos el pescado a un plato grande y lo mantenemos caliente.

Por otro lado, en un recipiente aparte mezclamos la nata con la maicena hasta que se disuelva, y lo añadimos a la sartén con el resto del tomillo y de la sal. Removemos todo y seguimos cociendo los ingredientes durante unos minutos más, hasta tener una salsa de tomate consistente.

Emplatamos el pescado en 4 platos diferentes y lo cubrimos con la salsa por encima. Podemos acabar decorándolo con unas ramitas de tomillo por encima.