La Gastro Red

Cocina con estilo

Bizcocho sueco de clavo y canela

El Roscón de Reyes es popular en nuestro país desde hace relativamente poco tiempo. En sus comienzos se le metía dentro una haba seca y al que debido a la fortuna se la encontraba, se le coronaba rey de reyes durante un tiempo.

Según la tradición actual, te tocaría pagar el roscón si te topas con la sorpresa en tu trozo. Ciertamente son tradiciones divertidas y que no deberían perderse, pero tengo que reconocer que no soy una gran amante del bollo en cuestión. Sé que tiene muchos adeptos, yo diría que adoradores más bien y aunque este año he visto algunos por la blogosfera que tienen una pinta espectacular y mi padre lo hace maravillosamente bien, sigo sin encontrarle ese punto tan admirable que le encuentran algunos. Lo intentaré adaptar algún año por una mera cuestión personal, puro reto.

Bizcocho sueco de clavo y canela

Como tenía que encontrar un dulce que hiciera las veces de la tradicional rosca y me convencían pocas cosas, recurrí a una receta que en su día me pasó Atina, de Mundorecetas. Atina es una chica sueca, afincada en el sur de nuestro país, más concretamente en Málaga, que es un verdadero encanto. La conocí en una de las famosas “kedadas” de dicho foro y me encontré con una persona extraordinariamente afectuosa y cariñosa conmigo pese a que no nos conocíamos más que vía foro. Este bizcocho como ella bien define, es muy jugoso y tiene sabor a las típicas galletas navideñas “pepparkaka”. A Esteban es un bizcocho que le encanta, es más, yo diría que es su favorito y con esta forma tan navideña y la decoración que le hemos hecho, creo que no tiene nada que envidiarle al archiconocido Roscón. Para mi peque la sorpresa es que al repartirlo, se pueda comer un botón.

INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO SUECO DE CLAVO Y CANELA:

  • 3 Yogures naturales sin azúcar
  • 300 grs de azúcar
  • 1 cdta de canela molida
  • 1 cdta de clavo molido
  • 100 grs de mantequilla derretida
  • 250 grs de harina Mix Dolci de Schär
  • 1 sobre de levadura Hacendado

PREPARACIÓN PASO A PASO:

Mezclar bien los yogures con el azúcar, la canela y el clavo. Dejar reposar aproximadamente media hora.

Derretir la mantequilla y añadírsela a la masa. Mezclar aparte la harina y la levadura (para que se reparta bien) y tamizándola ir añadiéndosela a la masa.Verterlo en un molde previamente untado con mantequilla y harina.

Con ello al horno precalentado a 200º durante aproximadamente 45 minutos. Yo lo pongo primero un rato en horno con calor abajo ventilado y cuando está suficientemente doradito por arriba, que vienen a ser unos 15-20 minutos, pongo solo calor abajo.

Una vez que lo hayamos sacado del horno y haya enfriado por completo, lo podremos decorar con dulces, o chuches según más nos guste. Podéis utilizar lacasitos a modo de botones como veis en la foto.

Es como os digo, una alternativa al roscón de reyes que me parece preciosa y encima esta tan rico como el roscón. Mi niña cuando lo vio alucinó en colores, sobre todo les gustará si utilizáis un molde con una forma diferente, algún motivo navideño, un osito, una mariposa…lo que queráis. Son muy fáciles de encontrar en cualquier tienda dedicada a la repostería o en páginas web especializadas en el tema.

Y no hace falta esperar a que sea navidad o reyes para hacerla, la podéis hacer en cualquier momento.

Como habréis podido ver la receta no lleva huevo, por lo que es perfecta para los que sean intolerantes a este alimento también.

Gracias Ana y millones de besos sin gluten con sabor a clavo y canela.