La Gastro Red

Cocina con estilo

Galletas de parmesano y escamas de sal negra

La semana pasada mi mejor amiga Belén organizaba una fiesta de inauguración de su nueva tienda, Principe 21, una pequeña pero acojedora tienda de decoración para el hogar que abre con mucha ilusión. La verdad es que es un sueño hecho realidad y me alegro un montón por ella.

Para el evento al que estaban invitados varias personas del mundo de la decoración y por supuesto nuestro grupo de amigas, me ofrecí a llevar el catering ya que no erán muchas personas y además cuento con una ayudante para estos menesteres.

Galletas de parmesano y escamas de sal negra

Por supuesto Belén acepto encantada ya que varias veces ha probado mis platos libres de gluten y aun así le han encantado, de hecho ella ha hecho varias de mis recetas, aunque no es celiaca.

Para todos los que no pudieron asistir a la fiesta os cuento el menú, por supuesto absolutamente libre de gluten:

Galletas de parmesano con pimentón y escamas de sal negra.
Mini muffins italianos (con tomate seco en aceite de oliva, parmesano y oliva negra).
Hummus.
Ensalada de cous cous con brotes de lombarda.
Financiers de limón y semillas de amapola.
Pannacotta suave de vainilla con coulis de frambuesa.
Trufas rústicas al brandy de Jerez.
Noisetti.

Poco a poco iré publicando todas las recetas en el blog, pero de momento os dejo uno de los grandes éxitos de la noche, las galletas de parmesano con pimentón y escamas de sal negra.

INGREDIENTES:

  • 125 grs. de harina Mix Schar Dolci (gluteneros harina de trigo).
  • Una cucharada de café colmada de pimentón libre de gluten.
  • 100 grs. de parmesano reggiano recién rallado (o cualquier otro queso muy curado).
  • 80 grs. de mantequilla en punto pomada.
  • Dos yemas de huevo.
  • Sal negra en escamas.

PREPARACIÓN:

Mezclamos los ingredientes secos muy bien. Añadimos la mantequilla y vamos mezclando con las manos hasta que se integren todos los ingredientes.

Añadimos las yemas de huevo y vamos amasando con las manos, a ser posible en un mármol o una encimera de piedra hasta que consigamos una masa bastante manejable.

Estiramos entre dos papeles parafinados, dejando la masa de un centímetro o centímetro y medio de alta. Cortamos con el cortapastas elegido, yo he elegido uno con forma de flor pero podéis usar el que queráis, y pintamos con huevo batido para darle brillo.

Decoramos con nuestras escamas de sal negra y metemos al horno a 180º con calor solo abajo unos 10-15 minutos. Dejar enfriar antes de pasar a una rejilla, pues recién salidas del horno si las cogemos, corremos el riesgo de romperlas.

Siempre lo digo, pero si utilizamos la mejor calidad en los ingredientes conseguiremos un resultado espectacular. Para la ocasión se utilizó mantequilla biológica Vrai, Pimentón de la Vera, parmesano reggiano y huevos camperos. El resultado, completamente adictivas.

No es porque las haya hecho yo, pero todo el mundo la felicito por los aperitivos (además de por la próxima apertura, claro). ¿Lo veis? No es imprescindible usar gluten para triunfar en una fiesta, yo por lo menos lo he comprobado en varias ocasiones y el resultado siempre ha sido muy bueno.

Feliz semana y muchos, muchos besitos sin gluten.