La Gastro Red

Cocina con estilo

Pimientos rellenos de marisco

Los pimientos del piquillo se pueden rellenar de muchos ingredientes, pero uno de mis preferidos es el marisco. Este sabor a mar es perfecto mezclado con una bechamel suave.

Para el relleno he utilizado unas gambas y unas zamburiñas, pero se pueden usar langostinos, almejas, mejillones o incluso langosta o bogavante. En la web www.zamburina.com tienes muchas más ideas para cocinar marisco.

Pimientos rellenos de marisco

Ingredientes para 4 personas:

Para los pimientos:

  • 12 pimientos del piquillo en aceite
  • 1 cebolla, picada finamente
  • 1 diente de ajo, picado finamente
  • 1 pimiento verde, picado finamente
  • 400 gr de la carne de gambas, langostinos, zamburiñas, almejas o una mezcla de varios mariscos crudos
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • 40 gr de harina
  • 300 ml de leche entera, caliente
  • Harina para enharinar y huevo batido para rebozarlo
  • Sal, al gusto

Para la salsa:

  • 1 cebolla picada
  • 1 diente de ajo
  • 2 pimientos verdes picados
  • 1 o 2 pimientos del piquillo
  • 2 tomates
  • 1/2 manzana
  • 400 ml de caldo de pescado o verduras
  • Sal y pimienta negra

Modo de actuar:

Pelamos y picamos la cebolla, el diente de ajo finamente. Lavamos el pimiento verde, le quitamos las semillas y lo picamos de la misma forma. En una sartén con un chorrito de aceite, sofreímos las verduras durante varios minutos hasta que estén doradas.

Mientras tanto, vamos preparando el marisco. Cómo hemos mencionado en los ingredientes, necesitamos 400 gr de carne de marisco en total. No lo peses con las cáscaras o conchas, tiene que ser solo la carne. Vamos pelando las gambas, los langostinos, o sacando la carne de las almejas o zamburiñas.

Pica la carne de los mariscos en trocitos pequeños, para que el relleno esté suave y no quede muy basto con trozos grandes.

Cuando le quede un par de minutos al sofrito para que esté listo, añadimos la carne picada para que se haga. El marisco tan sólo necesita 2 minutos para hacerse, si se hace mucho tiempo más se queda duro.

Escurrimos toda la mezcla y reserva el líquido que ha soltado.

Ahora hacemos una bechamel. Calentamos el aceite en un cazo y añadimos la harina. Dejamos que se tueste ligeramente la harina antes de añadir la leche, o tendrá un sabor soso a harina. Vertemos la leche caliente poco a poco sin parar de batirlo con unas varillas, para que no se formen grumos.

Añadimos también el jugo que habíamos reservado de las verduras y el marisco. La consistencia de la bechamel tiene que ser firme pero suave, aproximadamente como las de las croquetas.

Sazonamos con sal la bechamel, y cuando esté a nuestro gusto, agregamos la mezcla de verduras y marisco y lo mezclamos bien.

Escurrimos los pimientos del piquillo y los abrimos para rellenarlos con esta mezcla con ayuda de una cuchara. Los rellenamos esto hasta el borde, pero sin que se salga.

Una vez rellenos, los pasamos harina y huevo batido y los freímos en abundante aceite de oliva hasta que estén dorados por los dos lados.

Por último, elaboramos la salsa sobre la que van a ir los pimientos. Pelamos y picamos la cebolla, el ajo, los pimientos, los tomates y la manzana. Todo esto lo sofreímos en un chorrito de aceite hasta que esté ablandado.

Agregamos uno o dos pimientos del piquillo y vertemos el caldo. Dejamos que cueza todo durante 15 minutos para luego pasarlo por la túrmix hasta que esté bien fina. Sazonamos con sal y pimienta negra y probamos para ver si hay que rectificar de algo.

Servimos los pimientos rellenos con la salsa y está listo para comer.