La Gastro Red

Cocina con estilo

Rabo de toro a la andaluza

Cuando supe el tema del evento fotográfico del mes de abril de La vuelta al mundo un sentimiento extraño se apoderó de mí. He explicado en otras ocasiones que este es un blog compartido, porque aunque la mano ejecutora en la cocina es la mía y todo el tema creativo también sale de mi cabeza, la cámara y su objetivo siempre están en manos de mi marido y además, sin su ayuda en la parte técnica e informática este blog sería imposible.

Jackie y su grupo este mes proponían explicar a través de imágenes qué es lo que te hace amar tu ciudad, y con TU ciudad, hacen referencia a la ciudad en donde vives. Estebán, mi marido, es de Zaragoza, muy maño además, pero por motivos más que evidentes terminó pasando la vida en una ciudad ajena, Jerez, MI ciudad. Muchas veces le pregunto si está a gusto aquí, si le parece que Jerez es un sitio bonito para vivir, en definitiva, si está contento con la decisión que un día se tomó en común pero que inclinó la balanza más a mi favor que al suyo. Tengo la sensación de que cuando le toca contestar a esas preguntas siente que si su respuesta es un SI rotundo traiciona en cierto modo a su Zaragoza natal, esa ciudad a la que tanto ama, a la que tanto extraña, por la que tanto suspira… Por eso, ver a través de sus ojos lo que le hace amar NUESTRA ciudad ha sido una grata experiencia para mí. Espero que vosotros podais apreciar que Jerez es flamenco, es vida, es color, es moda, es Feria, es música, es olor, es tradición, es cultura, es luz, es modernidad, es salir con los amigos, es un lujo.
Quería ofreceros uno de mis platos favoritos, el rabo de toro. Esta receta a la altura del paseo, DE LUJO, es herencia de mi madre, una de esas recetas que no deben perderse porque forman parte del recetario familiar, de la gastronomía tradicional y que además, para mi gusto, junto con la “carrillá” es la carne más jugosa y más sabrosa de todas. A todos aquellos que no la han comido nunca les animo a hacerlo, a buen seguro que no quedaran defraudados. A todos aquellos que la han probado y les gusta, buen provecho.

Rabo de toro a la andaluza

INGREDIENTES:

  • Un rabo de toro y un trocito de jarrete.
  • Una cebolla gorda o dos pequeñas.
  • Zanahoria en bastante cantidad, es decir, un poco más que cebolla, depende del tamaño de las mismas. Yo suelo poner 2 de las grandes.
  • 3 dientes de ajo.
  • Un vaso de brandy.
  • Una hoja de laurel y pimienta.
  • Aceite y sal.

PREPARACIÓN:

En una sartén se ponen a rehogar la cebolla y la zanahoria troceadas. El corte de guiso, ni muy pequeño ni muy grueso. Se añaden unos granos de pimienta y una hoja de laurel y se tienen al fuego hasta que estén doraditas. Se sacan, se escurren, se pasan por la turmix y se reservan.

En el mismo aceite rehogamos los trozos de rabo y de jarrete. Cuando se han dorado bien, ponemos la carne en la olla a presión y se le añade un vaso de brandy, tres dientes de ajo machacados y si gusta la comida picante, en este momento se puede añadir una guindilla.

Se añade el puré resultante de haber triturado la cebolla y la zanahoria y añadimos sal y un poco de agua, como para que quede a ras de la carne.

Desde que empieza a girar con fuerza la válvula, bajamos el fuego, contabilizamos 45 minutos y lista para comer. La señal inequívoca de que un rabo de toro está bien guisado y en su punto, es que la carne se despegue con facilidad y deje un hueso absolutamente limpio sin ningún tipo de esfuerzo. Es una carne melosa, muy jugosa y con un sabor particular que a mí me vuelve loca.

Como guarnición podemos poner unas patatas fritas en bastón, en lascas, un buen puré de patatas o como en este caso unos claveles de patata. Yo hago un puré de patatas poniendo a hervir las mismas. Cuando están tiernas, escurro el agua, pelo en caliente y trituro con un triturador de patatas. En caliente añado también un trocito de mantequilla, un chorreón de nata y sal en escamas. Meto en manga pastelera con boquilla muy rizada para conseguir el efecto del clavel y al horno hasta que estén doraditas por arriba. Decir que estos claveles no son patatas duquesa, pues son algo más cremosas y menos crujientes por fuera, pero a los peques les gustan con locura mojaditas con la salsa.

Yo para darle un aire más andaluz y de categoría al plato, desmenucé la carne y la fui poniendo en un molde cuadrado de presentación. Puse claveles de patata alrededor y fui haciendo lunares de salsa con un biberón. Y ya tenemos un rabo de toro a la andaluza para chuparse los dedos.

Y para terminar, como Jerez también es moda, quería invitaros a que paseis por El Laboratorio de Maca, un blog de una jerezana de pro a la que tengo el gusto de conocer personalmente y que hace un trabajo maravilloso como alquimista de los complementos. Ella dentro de su pasión ha querido saber un poco más de mí a través de un meme muy estiloso. Vamos a ello,

¿Cuál es tu momento preferido del día?:

Pues depende del día, ciertamente. El desayuno es un momento que disfruto mucho, el café de después de comer y cuando la peque duerme y Estebán y yo comentamos lo linda que es, pese al día que nos ha hecho pasar.

¿Te echas la siesta?

Antes de tener hijos era un momento absolutamente sagrado, pero ahora no la duermo nunca. Es un rato que dedico al blog y a la informática en general.

¿Quién ha sido la última persona a la que has abrazado?

A mi hija Alena

¿Tu plato preferido para la cena?

Igual suena un poco extravagante, pero unos california rolls. Están deliciosos, llenan lo justo y no engordan. Si van acompañados de Dim Sum y de Pad Thai, ya ni te cuento.

¿La última cosa que te has comprado?

Unos zuecos que llevaba mucho tiempo esperando a que se pusieran de moda y por fín esta temporada los he conseguido.

¿Qué escuchas ahora mismo?

La tele de fondo.

¿Tu estación del año preferida?

El otoño quizás, porque es una época de ilusión y comienzo real del año. Creemos a veces que el año empieza el uno de enero, pero ciertamente la sensación de estreno a mi me da en septiembre. La temperatura es agradable, los colores alucinantes y no hay ataque de alergia.

¿Qué tienes en tu armario del baño?

Creo que ahí soy muy normal. Cremas, perfumes, cepillo de dientes, maquillaje…

Dí algo de la persona que te pasó este meme.

“Loca bloguera”. Auténtica. Con estilo propio. Buena madre. En definitiva, buena persona.

Si pudieras tener una casa totalmente amueblada gratis en cualquier parte del mundo, ¿dónde te gustaría que estuviera?

Debería decir Nueva York que siempre ha sido un destino soñado por mí, pero como tendría que pasarme la vida de avión en avión, que me la pongan en Tarifa, que me pilla más a mano y que es sencillamente deliciosa. Cuando estoy tiempo sin ir me da el síndrome de abstinencia y necesito pasear por sus calles, sus maravillosos locales, sus infinitas playas, disfrutar de su ambiente cargado de tolerancia, amor por los animales y multiculturalidad.

¿Lugar favorito de vacaciones?

En estos momentos cualquiera en el que me lo den todo hecho. Necesito descansar.

¿Cómo tomas el café?

“Entreverao” que dicen mis compañeros. Con leche clarito, no demasiado caliente y con dos de sacarina, por favor.

¿De qué te gustaría librarte?

De ver a los míos marchar.

¿Qué querías ser de pequeña?

Mi abuela María siempre me decía que yo iba a ser artista, porque he pasado por cantante, bailarina, actriz… Cualquier cosa relacionada con la farándula o la creatividad.

¿Qué echas de menos?

Tener tiempo.

¿Qué estás leyendo ahora mismo?

El corazón helado de Almudena Grandes y multitud de libros de cocina. Y siempre, un libro de cabecera, Historias de Gloria, amor, humor y desamor de Gloria Fuertes.

¿Cuál es tu marca preferida de vaqueros?

Ninguna en especial, pero reconozco que los de Maximo Dutti me suelen sentar bien.

¿Qué pieza de diseñador de ropa te gustaría tener (nueva o vintage)?

Pues una falda de fiesta de Carolina Herrera no estaría nada mal. Y de Miyake tampoco me importaría tener algo.

Y si Vicky Martín Berrocal lee esto, no me importaría que me regalara su vestido “500 rosas”

¿Vivirías tu vida de otra manera a como la vives ahora?

Más tranquila no me importaría, pero lo demás lo mantengo.

¿Volverías a crear el blog?

Sin lugar a dudas.

Pues como yo a lo mío, mi descubrimiento está relacionado con la cocina. Se llama Mycryo y es manteca de cacao en polvo obtenida a través de la criogenización. En la técnica del atemperado del chocolate es la revelación, aunque tiene múltiples utilidades. Tengo que decir de paso, aunque ya volveré a hablar de ellos, que yo la descubrí gracias a mi admirado Manuel Jara, para mi uno de los mejores pasteleros del mundo y que la disfruto gracias a la cortesía de Jose Luis Zapata de Cacao Barry. Ambos además de magníficos profesionales me han demostrado tener una extraordinaria calidad humana.

Y colorín colorado… Besitos sin gluten.